5 de agosto de 2010

Por un beso...


Llegó la hora. Un año más, la Capitana ha bajado para entregar sus manos a la herida de los besos.

La Giralda se impacienta ante el trasiego de los fieles que ve entrar y salir del templo. "No sufras, ya queda menos": le digo; pero no se queda conforme. Puede presentir la cercanía de su sonrisa generosa, recordar su perfil perfumado; pero no se contenta. Quiere verla ya. Quiere tenerla como yo, frente a frente, y rendirse a sus plantas como una sevillana cualquiera. Las campanas de hoy suenan a ritmo de becquerianos versos: "Por una mirada, un mundo/ por una sonrisa, un cielo/ por un beso..." Nerviosa ordena al Giraldillo que mande besos al aire, por si alguno se colara dentro en un soplo de brisa y llegara hasta su mano. ¡Ah! ¡Qué improbable! Querida torre, te toca aún seguir contando los días... Yo entraré por ti en la capilla. Luego salgo y te cuento.


Dentro, el niño está entretenido: observando juguetón la fila que avanza, alargando los brazos a todo el que pasa, pidiendo que lo devuelvan al regazo de su Madre.
Dos besos le he dado este año: uno por mí y otro por nuestra turris fortissima que se vuelve débil ante la Reina de Reyes.



Al salir, me pregunta intrigada: "¿qué has sentido? ¿cómo la has visto?"
Compasiva la miro y contesto: "Pobre Giralda mía, si supieras... Sevilla se ha hecho Virgen y yo he besado su mano".

4 comentarios:

pregonero_de_sevilla dijo...

Pues sí, siempre he defendido que la silueta del perfil de la Virgen de los Reyes es Sevilla en su más pura esencia.

La del Domingo de Ramos es la que, como un niño, sueño eternamente; pero la suya es, indudablemente, la mañana en que la ciudad se hace más ella.

trianatrinidad dijo...

Si amiga Romani, amigo Pregonero, esa es la mañana de la VIRGEN, que es como decir la mañana de SEVILLA.
Y cuando el Sol amanezca, cuando la GIRALDA sienta que se aúpa sobre ella para verla, entonces, sabiéndose privilegiada espectadora, la primera de sus devotas, inundara feliz el aire con el eco broncíneo de sus risas.Besos y saludos.

Anónimo dijo...

Entrañables palabras.
Yo no soy sevillana y se me escapa ese sentimiento.
Pero tus palabras no me dejan indiferente.
Sin duda, ese día será intenso también mí. Yo lo viviré de otra manera, detrás de una barra. Pero estaré muy cerquita. Cuando salga de trabajar le diré a la Giralda que me cuente.
Saludos y que la Virgen nos bendiga a todos.

La gata Roma dijo...

Anoche unos amigos me contaron algo que viene muy al hilo de esta entrada. Viven en un barrio periférico de Sevilla, como todos los barrios, con gente buena y gente menos buena. Son tres amigos desde su más tierna infancia. Hoy la vida depara cosas diferentes para cada uno, pero siempre hay citas ineludibles, cumpleaños, algún día navideño, Domingos de Ramos, y entonces me contaron lo que no esperaba, a la antigua usanza, la madrugada del 15 de Agosto se ponen en marcha camino de la SIC al encuentro con ella. Caminan unas cuantas horas, mucha gente en ese barrio continúa haciéndolo. En su peregrinar se encuentran con mucha gente de pueblos cercanos, que vienen andando como me contaba mi madre que hacía la gente del pueblo de mi abuelo también. Eso para ellos, hace de ese día uno de los más especiales del año.
Me pareció algo muy bello, cargado de sabor… Quien sabe, lo mismo, aunque no sea el mío, este año los acompaño por vivir esto de forma diferente.
Kisses