15 de febrero de 2012

Con los tacones a otra parte

Todo empieza a aclararse en esta encrucijada de caminos. Que Juan Ramón me preste hoy sus versos, porque yo me iré y se quedarán los alumnos chillando... 

P.D.: Mi respeto y admiración eterna a todos los docentes. 

2 comentarios:

La gata Roma dijo...

Joder… me lo tendrás que explicar ¿te vas del cole? ¿te vas de la docencia?
Mmmm espero que no, sobre todo a lo segundo, hacen mucha falta buenos profesores para alumnos que no siempre son tan malos, solo están muy perdidos…

Romani dijo...

No me voy del cole. El curso no ha acabado y no suelo yo dejar las cosas a medias. Pero la docencia con el contexto y sistema educativo actual es una carrera de fondo que exige una especial forma física y mental, que quizás yo no tenga. Tiempo al tiempo...